General / Nueva Era

Destino y Libre Albedrio

No nacemos en nuestra familia por accidente ni por casualidad. Elegimos las circunstancias y preparamos un plan para nuestra vida antes incluso de ser concebidos. Nos ayudan en esa preparación los seres espirituales llenos de amor que después nos guían y protegen mientras estamos en el cuerpo físico y se va desarrollando el plan de nuestra vida. Podemos llamar destino a los hechos que van desarrollándose después de que los hayamos elegido.

Existen pruebas importantes de que vemos los principales acontecimientos de la vida que tenemos por delante, los puntos de destino, en la etapa de preparación que precede a nuestro nacimiento.

Ya está programado quiénes serán las personas más importantes que conoceremos, cuáles los reencuentros con almas gemelas y compañeros del alma, incluso los lugares en los que sucederán estos hechos. Algunos casos de déjá vu, esa sensación de haber estado antes en un sitio o de haber vivido un momento, pueden explicarse como un vago recuerdo de esa anticipación de la vida que está cristalizando en la vida física que vivimos.

Lo mismo sucede en el caso de la gente. Las personas “atrapadas” en una tragedia suelen preguntarse si el plan de su vida se ha visto alterado de algún modo. La respuesta es negativa. Todo tiene su razón, y en el curso del destino no existen casualidades.

Aunque todos los seres humanos tenemos un plan vital, también tenemos libre albedrío, lo mismo que nuestros padres y todas las personas con las que nos relacionamos. Nuestras vidas y las suyas quedarán afectadas por las elecciones que hagamos mientras estemos en estado físico, pero los puntos del destino sucederán de todos modos. Conoceremos a las personas que proyectamos conocer y nos enfrentaremos a las oportunidades y los obstáculos que habíamos previsto mucho antes de nacer. Sin embargo, la forma de desenvolvernos ante estas situaciones, nuestras reacciones y decisiones subsiguientes son las expresiones de nuestro libre albedrío. El destino y el libre albedrío coexisten e interactúan constantemente. Son cosas complementarias, no contradictorias.

Brian Weiss.

Etiquetas: , , , , , , , ,

5 Comentarios

  1. El libre albedrío no existe por más que nos ilusione tenerlo. Se puede demostrar por medio de la filosofía, física o psicología. La moral no necesita del libre albedrío, pues sigue siendo útil en el determinismo o el azar (indeterminismo). La discusión se debería centrar en cómo debemos vivir sin libre albedrío, cómo podemos ser felices sin libertad. Todo eso es lo que analizo en mi libro: “Cómo vivir feliz sin libre albedrío” que de momento podéis descargar gratuitamente en http://www.janbover.org.

    El libro analiza todos los aspectos debatidos sobre el libre albedrío y más (con bastantes ideas propias). El libro está dividido en 5 apartados: un Estudio filosófico y un Estudio psicológico que analiza la imposibilidad del libre albedrío analizándolo desde todos los ángulos posibles, un Estudio moral que demuestra que la moralidad no tiene nada que ver con el libre albedrio, y un Estudio estadístico y Estudio práctico que analiza de qué modo podemos actuar sabiendo que no somos libres, y a pesar de todo ser felices.

    Espero que os interese y, si fuera así, que me devolváis algún comentario al finalizarlo.

  2. Melba el concepto destino(D) refiere a toda la herencia biologica y cultural que nos constituye como especie, sociedad, familia e individualmente presente desde el cuerpo en el que vivimos, el lenguaje hasta nuestras decisiones diarias. El libre albedrio(LA) por su parte indica un nivel particular del funcionamiento individual en el que cada persona puede crearse opciones de vida y elegir en el mejor de los casos con responsabilidad. Las relaciones entre D y LA son complejas, disímiles, dinámicas, etc y por eso el D no puede entenderse ni unica ni necesariamente como sinónimo de predicción, limitación,freno; ni el LA como sinónimo necesariamente de absolutismo autonómico. Siempre digo que las personas no somos troncos enterrados sino arboles plantados (originados y erigidos)

  3. Angélica says:

    Quisiera tener tan claro la diferencia entre estos dos conceptos, pero aveces se me juntan y no se que es que; y vuelvo a preguntar, libre albedrío o destino?.


  4. Hola, Aaron, he llegado a creer en esto que plantea Weiss y en buena parte él es el responsable de que así sea.

    Un abraz♥ desde el corazón

    • Para Melba:
      Weiss nos confirma de forma muy simple las cosas que intuitivamente ya sabemos. Nos acerca a las cuestiones que consideramos tan importantes en algun punto de nuestras vidas y lo hace de una manera muy efectiva.

      Gracias por participar con tus comentarios tan acertados y por las maravillosas cosas que compartes.
      Besos y Abrazos.

Deja un comentario