Muchas personas vienen a mí y me dicen: “Queremos conocer a Dios; ¿dónde está Dios?”.

Pues bien, la pregunta es completamente absurda.

¡Dónde no está! Tú preguntas dónde está; debes de estar completamente ciego. ¿No puedes verle?, ¿no puedes ver que sólo él existe? En el árbol y en el pájaro, en el animal, en el río, en la montaña, en el hombre, en la mujer . . ., él está en todas partes.

El ha tomado muchas formas para rodearte, para bailar a tu alrededor. ¡El está diciendo “hola” desde todas partes! Y tú no escuchas. Te está llamando desde todas partes. Te está invitando desde todas partes: ¡ven a mí! Pero de alguna manera tú estás cerrando los ojos, o los tienes vendados; no miras a ninguna parte.

Osho.