Efímeras

0
282

Poema de Manuel Gutiérrez Nájera

Idos, dulces ruiseñores.
Quedó la selva callada,
y a su ventana, entre flores,
no sale mi enamorada.

Notas, salid de puntillas;
está la niñita enferma…
Mientras duerme en mis rodillas,
dejad, ¡oh notas!, que duerma.

Luna, que en marco de plata
su rostro copiabas antes,
si hoy tu cristal lo retrata
acaso, luna, la espantes.

Al pie de su lecho queda
y aguarda a que buena esté,
coqueto escarpín de seda
que oprimes su blanco pie.

Guarda tu perfume, rosa,
guarda tus rayos, lucero,
para decir a mi hermosa,
cuando sane que la quiero.

 

Manuel Gutiérrez Nájera

 

Sobre Manuel Gutiérrez Nájera

Manuel Gutiérrez Nájera (1859-1895) fue un poeta y escritor nacido en Ciudad de México. Durante su vida, cultivó diversos géneros literarios en prosa y en verso, llegando a ser parte de la primera generación modernista. Sus escritos estuvieron influenciados por su gusto de lo afrancesado y lo clásico y anhelaba unir el espíritu francés y las formas españolas en sus obras, entre las que destacan La duquesa Job, los volúmenes de cuentos Cuentos frágiles, de 1883, y Cuentos de color de humo, de 1894.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here