General / Reflexiones de Vida

Las Cualidades del Niño

La experiencia del niño obsesiona durante toda su vida a la gente inteligente. La quieren repetir: la misma inocencia, el mismo asombro, la misma belleza. Ahora es un eco lejano; parece como si la hubieses visto en un sueño.

Pero toda la religión nace de la cautivadora experiencia de la infancia, del asombro, de la verdad, de la belleza y de la hermosa danza de la vida en todas las cosas. Los cantos de los pájaros, los colores del arco iris, la fragancia de las flores, le recuerdan al niño, en lo más profundo de su ser, que ha perdido el paraíso.

No es una coincidencia que todas las religiones del mundo tengan en sus parábolas la idea de que una vez el hombre vivió en el paraíso y de alguna manera, por alguna razón, fue expulsado de él. Hay diferentes historias, diferentes parábolas, pero significando una verdad sencilla: estas historias son sólo un modo poético de decir que todo hombre nace en el paraíso y después lo pierde. Los retrasados, los poco inteligentes, lo olvidan por completo.

Pero la gente inteligente, sensible, creativa, sigue estando obsesionado por el paraíso que una vez conoció y que ahora permanece con ellos, como una tenue memoria, difícil de creer. Empiezan de nuevo a buscarlo.

La búsqueda del paraíso es nuevamente la búsqueda de vuestra infancia. Por supuesto, tu cuerpo no será ya el de un niño, pero tu consciencia puede ser tan pura como la consciencia de un niño. Este es el secreto del camino místico: hacerte de nuevo un niño, inocente, sin contaminar por los conocimientos, sin saber nada, todavía consciente de todo lo que te rodea, con un profundo asombro y sentido del misterio que no puede ser desmitificado.

Satyam Shivam Sundram.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

3 Comentarios

  1. bueno es muy sierto cada uno sigue buscando el paraiso del cual partimos y que esta en nuestra mente hojala todos lo podamos encontrar

  2. Una reflexión maravillosa… Hay muchas personas que buscan vaciarse para poder volver a llenarse, el ejemploa tan práctico de la taza…
    Puede ser como tú lo explicas lo meditaré un rato.. volver a ser niña aunque dudo que aquella inocencia se pueda volver a alcanzar…

  3. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario