Consulta al Doctor

0
954

Un anciano fue a ver a su médico. “Tengo problemas en el cuarto de baño”, se quejó.

“Bien, veamos. ¿Qué tal orinas?”

“Cada mañana a las siete en punto como un bebé”

“Bien. ¿Qué tal haces de vientre?”

“A las ocho en punto cada mañana, como un reloj”.

“Entonces, ¿cuál es el problema?” preguntó el doctor.

“Que no me despierto hasta las nueve”.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono