Conveniencia

0
585

Un mono y una hiena andaban juntos por la jungla cuando la hiena dijo: “Cada vez que paso por esos matorrales, un gran león salta sobre mí y empieza a pegarme y pegarme, ¡y no sé por que!”.

“Bueno yo iré contigo esta vez –dijo el mono- y daré la cara por ti.”

Así que caminaron juntos, y exactamente al llegar a los arbustos un león saltó sobre ellos y empezó a pegar a la hiena. El mono se subió a un árbol y se quedó observando. Así que cuando el león se marchó le hiena medio muerta le preguntó al mono: “¿Por qué no has bajado a ayudarme?”.

Y el mono respondió: “Te estabas riendo tanto que pensé que ibas ganando”.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here