Poema a ti que nunca has sido tú

0
214

Que nuestro corazón nunca llegará donde me dijiste. No.

No me vendas más historias, que la que ves, ya no quiero estar contigo.

Nunca debiste abandonarlo todo, apagar el móvil en hostales, encender otros cuerpos que no tienen la culpa.

Abrir su puerta, cerrar mi luz de golpe.

No debiste porque yo quería darte mi mano cada noche que te encontraras débil, y en tus mejores momentos.

Quería recorrer contigo cada uno de tus círculos viciosos. Posar en escaparates, hacer de las nuestras en baños públicos.

Y lo hice hasta que mis pulmones no sabían lo que era respirar;

Mi cuerpo, entregado a una causa sin nadie a quien agarrar mis sueños.

No me persigas más, basta, que a tus pestañas les puse el cielo en bandeja.

Y quiero que entiendas que mi cuerpo, también mi mente, y mi corazón dijeron basta.

Demasiada mi*rda, demasiada en aeropuertos.

Quizá la vida no vaya de esto, y me equivoque en este adiós para nada improvisado.

Pero aquí dejo todas mis fuerzas, mis ilusiones contigo, mis despertares a medias, los lunares que te encantaban, la vida que ya no tendremos, pasillos con velas del olor que te gustaba, mis ganas pidiéndote guerra, mil arrugas de tanto reírnos, viajes improvisados, idas y vueltas.

Con mi kilometraje a cero dejo todo a las alturas y lo lanzo; sin miedo a un golpe que ahora solo me libera de aquello.

Que ya no. Que me necesito a mí, antes que a nosotros.

Y vienes y me preguntas qué hubiera pasado si hubieras sido valiente, y yo te digo que ya no hay pasados que valgan, que atrás es un adverbio peligroso.

Lo que era nunca será cierto, la oportunidad llamó a nuestra puerta y jamás la abrimos.

Continúa, y a partir de ahora, cada día deberías preguntarte…¿Qué haría hoy si fuera valiente?

Lae Sánchez

Visto en: https://www.instagram.com/laesanchezg

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono