Profesiones

0
502

Pensando en profesiones
ahora que me cansó la mía,
la de hombre respetable,
la de adulto apagado,
cortado por el mismo patrón
que el resto del rebaño.
Ahora que he visto
que el camino prefabricado de estos tiempos no es el mío,
debo plantearme qué soy,
qué quiero dar.
¿Poeta de éxito? No. No es suficiente.
Quiero ser un poeta a reacción
que acumule en su libreta cien mil horas de vuelo
y te lleve de viaje desde el aeropuerto de una página.
Quiero ser un poeta que cauterice,
el barrendero que te limpie las heridas.
Quiero curarte como tú me curas al leer lo que transpiro.
Yo quiero ser otra cosa, quiero ser poema,
un hombre que al leerlo te llene de confeti.
Otra opción es ser puente,
un cantante que junte las orillas,
el albañil que con el martillo de la empatía
tire los muros que separan a los hombres,
ser pala para cavar una zanja
donde enterrar las injusticias.
Pero no, no es suficiente,
quiero cambiar de trabajo,
joder, ¡qué cantautor ni qué poeta!
Quiero ser el perro que despierte a los ministros,
la lluvia que se lleve los problemas,
libro y vela;
para darte luz
o empujar tu barco hasta puerto,
quiero ser Libertad de Franzen.
¿No lo ves?
No puedo seguir siendo siervo de siervos,
contador de monedas,
poeta domesticado,
revolucionario de chapa en mi sillón.

No puedo ser alguien que se conforme con escribir,
quiero reventar el mundo:
con misiles de alegría
con escuadrones de bondad,
fabricando hombres buenos en la escuela.
Quiero ser mujer por lo dicho en el anterior poema,
las palabras de Mandela.
Mujer será mi oficio,
si es que ser humano puede considerarse un trabajo.
Quiero ser Saramago
y parar todos los relojes
a la hora en que te conocí.
Quiero ser hospital en Damasco,
la sirena que anuncia que hoy llueven caramelos en Bagdad.

O algo más sencillo, más humilde.
Ser simplemente eso,
una pieza hermosa de este puzle,
que corrija su porción de mundo,
ser solo eso,
algo sencillo, pero difícil en estos tiempos:
un tipo en el que puedas confiar.

Marwan

Sobre el autor

Marwan es un poeta y compositor nacido en Madrid en 1979. Además de su discografía, Marwan publica poemas en su blog y tiene dos poemarios en las librerías: La triste historia de tu cuerpo sobre el mío y Todos mis futuros son contigo.

Sus poemas reflejan vivencias personales, criticas sociales y cotidianidad con un estilo fresco.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono