viernes, mayo 14, 2021

Derrota

Derrota, mi derrota, mi soledad y mi aislamiento: Para mí eres más valiosa que mil triunfos, Y más dulce para mi corazón que toda la...

Para Ti

A ti que llevas un dolor en tu alma, a ti a quien los trinos de los pájaros no logran hacer olvidar tu pena,...

Iluminar Nuestro Hogar

Todos hemos pasado muchos días, o semanas enteras, sin recibir ningún gesto de cariño del prójimo. Son momentos difíciles, cuando el calor humano desaparece, y...

No te Rindas

No te rindas, aún estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo, aceptar tus sombras, enterrar tus miedos, liberar el lastre, retomar el...

Himno de la creación

No había existencia ni inexistencia; todo este mundo era energía sin manifestarse... El Ser único respiraba, sin respiración, por su propio poder. Nada más existía... - Himno de...

Sobre los Hijos

Vuestros hijos no son vuestros hijos. Son los hijos y las hijas del anhelo de la vida, ansiosa por perpetuarse. Por medio de vosotros se...

Dedicatoria

Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona grande. Tengo una seria excusa: esta persona grande es el mejor...

Amistad

Vuestro amigo es la respuesta a vuestras necesidades. El es el campo que sembráis con amor y cosecháis con agradecimiento. El es vuestra mesa...

Trabajar con Amor

Trabajáis para ir al ritmo de la tierra y del alma de la tierra. Porque permanecer ociosos es ser un extraño para las estaciones y...

Cómo debemos orar

Oráis en vuestra angustia y en vuestras necesidades; mas, debéis orar también en la plenitud de vuestro gozo y en vuestros días de abundancia. ¿Qué...

Conocer el dolor

Vuestro dolor es la eclosión de la envoltura que encierra vuestro entendimiento. De igual modo que la semilla del fruto debe romperse para que su...

Con la muerte bailaras de verdad

¡Queréis conocer el secreto de la muerte! Mas, ¿Cómo conocerlo a menos que lo busquéis en el corazón de la vida? El búho, de ojos sitiados...

El conocimiento del corazón

En silencio, vuestros corazones saben los secretos de los días y de las noches. Mas vuestros oídos ansían escuchar el eco del conocimiento de vuestro...

La Alegría y la Tristeza

Vuestra alegría es vuestra tristeza sin máscara. Y el mismo pozo del que mana vuestra risa, ha estado con frecuencia lleno de vuestras lágrimas. ¿Cómo podría...

La voluntad que no muere

Y allí yace la voluntad que no muere. ¿Quién conoce los misterios de la voluntad con su vigor? Porque Dios no es sino una...