De los quizás nada podemos estar seguros

0
495

De los quizás nada podemos estar seguros. De los tal vez mucho menos. Son los hermanos malvados. ¿Acaso pudiera yo tenerle más confianza de la poca que le guardo a estas palabras? ¿Acaso pudiera cerrar los ojos y llevarme de sus manos? ¿Acaso pudiera recitarles las poesías de mi alma y los sueños de niña? Probablemente pueda encontrar alguna utilidad para ellas, pero justo ahora el futuro no lo tengo entre los dedos.

Tantos ratos en silencio sobre el sofá. oscuro no es solo su color. Posiblemente la melancolía del rincón donde pasa sus días lo tiene cabizbajo. Y yo sobre él, tratando de buscar con la mirada mas allá de mi ventana. A lo mejor me faltarán preguntas por hacerme, a lo mejor no me encuentre. O a lo mejor algún día despierte siendo la persona que siempre quise ser. Pero el presente nos presenta ante la duda. Una sensación de arrebato como quien persigue el tiempo. Que cúmulo de esperas. Tic toc de latidos. Competencias de segundos y desenlaces de horas. Libros sencillos y pensamientos complejos. Pocos ingredientes y gran resultado al paladar. Sencillez de mente, abrazo de paz. Cucharadita de miel sobre yogurt mañanero. Juro que corro tras mis sueños pero a veces siento que juego al escondite con ellos. Y hago dibujos en el aire con mis dedos.

Malditos adverbios de dudas que tengo entre las sábanas. Unos días son grises y al otro escampa. Estoy segura del coraje en que me lavo las manos. Sedienta de superación con alegrías. Pero sigo respirando tu nombre, sigo agradecida de lo que pueda hoy sentir con las palabras, y sigo anhelante de intriga por el futuro. Lo invito a pasar todas las tardes a tomarse una taza de té conmigo. Unos días quiere un matcha, otros un rooibos. Que sea bienvenido, que no me preocupo por recoger la mesa luego. Que lo espero al día siguiente como todas las tardes, sentada en un sofa marrón en la esquina de mi casa, justo al lado da una ventana. A simple vista, solo lograrás ver los ladrillos del edificio de en frente, pero si te detienes a mirar, un jardín te saludará lleno de árboles de todo tipo y aves cantoras. Me cantan que el presente será un mejor futuro. Que solo debo ser feliz. Que es un deber mientras se vive dentro de la incertidumbre de la duda.

-Ivanna8a

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono