Carta a mi yo del pasado

0
139

Querida yo del pasado, te saluda tu yo del presente, la misma que espera impaciente por saber quienes seremos en el futuro, pero vamos, no comamos ansias. Querida yo del pasado, déjame burlarme de ti un poquito, déjame reír por todas las lágrimas que derramaste, sí, reírme, has crecido tanto que incluso a la nueva versión de ti le asusta, le sorprende, le alegra, le encanta quién eres ahora.

Querida yo del pasado, déjame recordarte la vez que perdiste aquellas amigas porque creías te habían dado la peor traición del mundo, hoy sabes que nadie en la vida es indispensable. Déjame recordarte también todas la veces que peleaste con tu madre porque no te permitía usar todos esos shorts, minis y vestidos cortos, hoy tú tienes consciencia de qué es lo apropiado, o déjame recordarte aquella vez que le gritaste a papá porque no acepto a aquel chico que jurabas era el único amor que tendrías, hoy sabes que el destino ponía y quitaba a las personas indicadas en tu vida.

Permite informarte que aquel 9 en inglés no definía lo inteligente que eres y que ese espantoso y tan horrible 9 no sería para nada el primero ni el único que tendrías. Pero junto con esto quiero decirte que hoy has logrado entender que los números nada definen en la vida.

Querida yo del pasado, esta yo del presente está muerta de risa al recordar tus historias, al recordar tus berrinches, tus tristezas, tus caprichos, tus dolores. Querida yo del pasado no te moriste, ¡en hora buena! Felicidades, está aquí, lograste sobrevivir a la “tan trágica vida que tenías”, estás aquí y sabes… ¡ERES FELIZ! Increíble, ¿no? Estás aquí y nada absolutamente nada te ha quitado la capacidad de sonreír, de carcajearte, hoy ante todo lo trágico rescatas lo bueno, eres fuerte y no te dejas vencer, hoy antes de tirarte a la cama llena de tristeza, bailas y te encanta hacerlo. Has descubierto que pintar te relaja, comprendiste que en cuestión de moda no solo se trata de seguirla, te encanta tu estilo, has dejado todo lo sofisticado atrás, hoy te vale madres lo que digan los demás, entendiste que la mayoría de las personas creerán siempre tener la razón e intentaran insertar en ti un chip con su manera de pensar, pero justo con eso aprendiste a ser tolerante y respetuosa incluso, pues hoy respetas sus posturas pero no las haces tuyas.

Querida yo del pasado en cuanto a tus sueños, no has dejado de luchar por ellos, pero día con día tienes nuevas ambiciones y deseos. Ya dejaste de preocuparte por el futuro y hoy vives bajo un lema, el “aquí y ahora”, pues sabes que es lo único que verdaderamente te pertenece y es tuyo, intentas vivir todos lo momentos posibles porque sabes que justo esos se convertirán en historias, en experiencias y hoy sabes que justo eso es crecer.

Lamento contarte que te has vuelto un tanto egoísta pero tranquila, no agaches la mirada, que aunque eso suene realmente feo no se trata de nada más que de amor propio.

Querida yo del pasado, ya dejaste de estar al tanto de todo lo vano, dejaste de preocuparte por la vida de los demás y toda esa atención hoy la depositas en admirar la vida, en sorprenderte con lo increíble de la naturaleza, en gozar lo fascinante que es amar. Querida yo del pasado hoy eres alguien a quien admiro, nada ha resultado verdaderamente trágico en tu vida ya ves. Querida yo del futuro estoy segura que al igual que tu hoy del presente ríe tú lo harás, estoy segura de que nada te vencerá, estoy segura de que crecerás aún más y que la yo del ahora no permitirá que en el futuro dejes de amar tanto la vida, incluso estés en la cima o estés abajo. Querida yo del futuro, sé que vas a sorprendernos.

Autor desconocido

Visto en http://www.upsocl.com/

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono