Como en un libro abierto

0
110

Rima XLIV de Gustavo Adolfo Bécquer

Como en un libro abierto
leo de tus pupilas en el fondo.
¿A qué fingir el labio
risas que se desmienten con los ojos?

¡Llora! No te avergüences
de confesar que me quisiste un poco.
¡Llora! Nadie nos mira.
Ya ves; yo soy un hombre… y también lloro.

Gustavo Adolfo Bécquer

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here