La emotiva historia de Jennifer Bricker

0
1781

La historia de Jennifer es una de las pocas que trata sobre una persona que logra alcanzar el éxito, superando sus propias limitaciones físicas. Esta historia es una lección de vida que nos demuestra que las limitaciones solo están en nuestra mente, y que si queremos lograr algo solo debemos trabajar para hacerlo realidad.

Jennifer Bricker

Jennifer Bricker es una joven estadounidense que nació sin piernas, y que a pesar de eso logró ser campeona olímpica de gimnasia. Al nacer, Jennifer sufrió una terrible malformación genética, lo que causó que sus padres biológicos la abandonaran en un hospital cercano a Hardonville (Illinois). Afortunadamente ese doloroso y repudiable hecho, se convirtió en el comienzo de una vida llena de logros, éxitos y sobretodo de felicidad para Jennifer.

Jennifer Bricker

La pequeña niña llegó al corazón de Sharon y su esposo Gerard, quienes decidieron adoptarla y llevarla a su hogar ubicado en un pequeño pueblo de Hardonville, Illinois. Estas caritativas personas se encargaron de criar a Jennifer como a otro de sus hijos, pero con una simple regla que establecía lo siguiente: “nunca digas no puedo”. La pequeña a la que nunca le permitieron decir “no puedo”, iba rumbo a convertirse en una excelente gimnasta.

Jennifer Bricker

A sus 7 años de edad Jennifer inició su camino, entrenaba constantemente en una banda elástica en compañía de su padre, logrando perfeccionar su técnica lo que le permitió competir a nivel profesional, convirtiéndose a sus 16 años en la campeona de gimnasia del estado de Illinois. Jennifer no se detenía, y su ímpetu la llevó a participar en otras disciplinas deportivas como el balonmano y el baloncesto, sus deseos de vivir eran sorprendentes.  Creció imitando a su ídolo, Dominique Moceanu, una gimnasta estadounidense que competía en gimnasia a nivel mundial y quiso ser como ella.

Jennifer Bricker

Luego de 15 años Jennifer hizo un descubrimiento impactante, se enteró de que la que había sido su ídolo de niña, era su hermana biológica. Las dos jóvenes se reunieron para hablar sobre sus vidas y compartir por primera vez como hermanas. La hermana de Jennifer se sorprendió debido al poder de superación de la joven, la pequeña que creció con la consigna de nunca decir “no puedo”.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono