Ladrón de hachas

0
67

No se sabe si ocurrió hace siglos, o hace un rato, o nunca.

A la hora de ir a trabajar, un leñador descubrió que le faltaba el hacha. Observó a su vecino y comprobó que tenía el aspecto típico de un ladrón de hachas: la mirada, los gestos, la manera de hablar…

Unos días después, el leñador encontró su hacha, que estaba caída por ahí. Y cuando volvió a observar a su vecino, comprobó que no se parecía para nada a un ladrón de hachas, ni en la mirada, ni en los gestos, ni en la manera de hablar.

Eduardo Galeano

Extracto de “Bocas del tiempo”

 

Reflexión sobre el “ladrón de hachas”

Muchas veces nos dejamos llevar por nuestros prejuicios y por conclusiones apresuradas. Cuando no vemos más allá, podemos culpar a algún inocente de realizar una mala acción y empezamos a ver pruebas donde no las hay.

No nos dejemos llevar por los malos pensamientos, investiguemos primero antes de juzgar a los demás, ya que con esto podemos hacer un daño injustificado a la vida de alguna persona.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

El mejor tarot

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here