Aquí no hay Trabajo

0
1109

Al morir, un hombre se encontró en un hermoso lugar rodeado de todas las comodidades que se puedan imaginar.

“Te está permitido cualquier cosa que elijas, cualquier comida, cualquier placer, cualquier tipo de entretenimiento”.

El hombre estaba encantado y durante días gozó de todas las delicias y experiencias que había soñado en la tierra, pero un día se cansó de todas esas cosas y llamó a un sirviente a quien le dijo:

“Estoy harto de todo esto. Necesito hacer algo, ¿qué tipo de trabajo puedes darme?”.
El sirviente sacudió la cabeza, apenado y respondió: “Lo siento, señor, esa es la única cosa que no puedo conseguirle. Aquí no hay trabajo”.

A lo que el hombre contestó:
“Esto sí que tiene gracia, preferiría estar en el infierno”.

El sirviente dijo entonces, en voz muy baja:
“Y, ¿dónde cree usted que está, señor?”.

Autor desconocido

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono