Armonizar Abundancia y Espiritualidad

0
1084

Para ser un manifestador, para tomar literalmente parte en el proceso de creación de tu vida y atraer aquello que desea tu corazón, tienes que saber que eres digno de recibir. Eso significará examinar las actitudes que mantienes, consciente e inconscientemente, acerca de tu vida. Lo que debes examinar son tus pensamientos, que son los arquitectos de los cimientos de tu mundo material.

La manifestación supone la utilización del poder de tu mundo interior para establecer una relación plena con la vida y atraer hacia ti aquello que deseas. Puedes recordarte continuamente que el poder que lo trajo todo al mundo físico es el mismo que también te trajo a ti, pero si no te sientes digno, perturbarás el flujo natural de la energía en tu vida y crearás un bloqueo que imposibilitará la manifestación.

Este principio está encaminado a recordarte que eres digno de obtener abundancia. Si tus pensamientos se basan en una imagen de desmerecimiento, sea cual fuere la razón, manifestarás lo que esos pensamientos imparten a la mente universal. La energía se alineará con aquello que tú irradies. La frase “Un hombre es aquello que piensa” no son palabras vacías. Expresan una verdad básica acerca de cómo funciona el universo.

Pensar que la abundancia es incompatible con la espiritualidad es un mito que nos influye a muchos de nosotros, y constituye el mayor impedimento para sentirse merecedor de esa abundancia.

El mito de la abundancia y espiritualidad son incompatibles se ve alimentado por la idea de que es egoísta e impropio visualizar y desear cosas materiales.

Echa un vistazo a tu alrededor y observa la abundancia e infinitud de nuestro universo. Se extiende mucho más allá de nuestra capacidad para imaginar su vastedad. Esta abundancia fluye a partir de la misma energía que abarca nuestra esencia fundamental. La abundancia eres tú. Tú eres ella. No te engañes.

El espíritu se da a conocer a través de la forma material, mientras nosotros mismos ocupamos una forma. El espíritu se manifiesta en los árboles, los océanos, los peces, las aves, los minerales, las plantas, las flores y en ti. Todo lo que ves a tu alrededor es una parte de la manifestación material del espíritu. La materia no es una ilusión o algo que no debiera existir, sino un medio necesario que permite al espíritu diferenciarse sobre el plano de la existencia.

Tener la sensación de que es egoísta o no espiritual el desear y manifestar, supone dividir el mundo del espíritu y el mundo de la materia en polos opuestos. Al considerar el espíritu como incompatible con la materia, negamos que el espíritu que hay en la materia sea la energía a partir de la cual se origina. Y con ello también negamos la validez de nosotros mismos como seres espirituales.

No hay razón alguna para sentirnos avergonzados por desear que las cosas se manifiesten en nuestra vida. Es mucho más positivo pensar que merecemos que esas cosas se manifiesten y que estemos dispuestos a participar en la danza de la creación. Al darnos cuenta de que juntos conforman un todo armonioso, eliminamos el estigma del egoísmo. Del mismo modo que cada uno de nosotros somos un todo armonioso compuesto de espíritu y materia, también lo es el universo entero.

Wayne Dyer.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono

1 Comentario

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Para ser un manifestador, para tomar literalmente parte en el proceso de creación de tu vida y atraer aquello que desea tu corazón, tienes que saber que eres digno de recibir. Eso significará examinar las actitudes que mantie…..

  2. el conocimiento es un un bien universal, que lo recibimos de diferentes manera como en este caso los escritos de wayne, que alentadores y claros como no recibirlos con la mente y el corazon abiertos. La abundancia y la espiritualidad esten contigo.

    Cordialmente,

    ALEJANDRO

    • Hola Alejandro:
      Wayne despierta muchas cosas en una mente y corazón abierto; y estoy muy agradecido por todo eso. Recibe tambien mis mejores deseos. Y que Dios te bendiga siempre.
      Saludos.

  3. ES UNA GRAN ENSEÑANZA PARA EL DIARIO VIVIR LO NECESITO MUCHO. MANDO BENDICIONES

  4. uno mismo forja su propio destino, con buenos pensamiento y creando la abundancia, la armonia, la paz interior, hay que dejare los odios de lado, solo amar a los demas, porque estamos en la ley del 1, yo soy tu y tu eeres yo, el dia que la mal llamada humanidad lo comprenda, ahi recien seremos la humanidad.todas nuestras almas son una sola cuando volvamos a la matriz cosmica.cordialmente manuel alejandro