El miedo es inevitable

0
138

“El miedo es inevitable, debo aceptarlo, pero no puedo permitir que me paralice. Una vez dije -o escribí en alguna parte- que después de tu muerte ya no tengo miedo de nada, pero eso no es verdad, Paula. Temo perder o ver sufrir a las personas que amo, temo el deterioro de la vejez, temo la creciente pobreza, violencia y corrupción en el mundo.

En estos años sin ti he aprendido a manejar la tristeza, a hacerla mi aliada. Poco a poco tu ausencia y otras pérdidas de mi vida se van convirtiendo en una dulce nostalgia.

Eso es lo que pretendo en mi tambaleante práctica espiritual: deshacerme de los sentimientos negativos que impiden caminar con soltura. Quiero transformar la rabia en energía creativa y la culpa en una burlona aceptación de mis fallas; quiero barrer hacia fuera la arrogancia y la vanidad.

No me hago ilusiones, nunca alcanzaré el desprendimiento absoluto, la auténtica compasión o el estado de éxtasis de los iluminados, parece que no tengo huesos de santa, pero puedo aspirar a las migas: menos ataduras, algo de cariño hacia los demás, la alegría de una conciencia limpia.”

Isabel Allende. Extracto de “La suma de los días”

 

Sobre la autora

Isabel Allende es una escritora chilena nacida en Lima, Perú en 1942 en una familia de diplomáticos, su padre, Tomás Allende, le inculcó su afición por las letras.

Isabel Allende estudió periodismo. Se inició en la escritura con obras de teatro y cuentos infantiles, mientras trabajaba como redactora y columnista en la prensa escrita y la televisión.

En 1973, hubo un golpe militar en Chile, encabezado por el general Pinochet, en el que murió su tío, el presidente Salvador Allende, por lo que ella abandonó su país y se instaló en Caracas, donde inició su producción literaria.

Su primera gran novela fue La casa de los espíritus, próxima al llamado «realismo mágico», y publicada en 1982.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

El mejor tarot

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here