No hay razones para amar

1
912

Preguntaron a Zenón de Elea, discípulo de Parménides, y autor de la famosa paradoja de Aquiles y la tortuga, si los sabios podían enamorarse.

-¡Claro que sí!, contestó Zenón.
-¿Entonces los sabios actúan igual que los tontos y los necios? –le preguntaron.

– Ni mucho menos –respondió el filósofo-, los necios creen saber por qué aman, los tontos incluso dan sus razones, pero sólo los verdaderos sabios saben que no las hay, que nadie sabe por qué entra el amor y por qué sale.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono

1 Comentario

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Preguntaron a Zenón de Elea, discípulo de Parménides, y autor de la famosa paradoja de Aquiles y la tortuga, si los sabios podían enamorarse. -¡Claro que sí!, contestó Zenón. -¿Entonces los sabios actúan igual que l…..

Comments are closed.