Qué es Felicidad

0
959

La mayoría de la gente dice: “Soy feliz porque . . . , porque tengo una familia y amigos, porque tengo un trabajo estupendo, porque tengo dinero y seguridad”. Todas estas razones para la felicidad son endebles; vienen y van como una brisa pasajera. Y cuando la felicidad nos elude, buscamos el placer a través de conductas adictivas con la esperanza inconsciente de que encontraremos la alegría. Las causas externas de la felicidad nunca generan alegría auténtica. La alegría es un estado de consciencia interno que determina cómo percibimos y experimentamos el mundo. La fuente interna de la alegría –nuestra conexión con nuestro Creador, nuestra fuente, nuestro ser interior- es la causa, mientras que la alegría es su efecto.

Si has perdido el contacto con tu fuente interna de la alegría, si la felicidad que sientes tiene siempre su origen en circunstancias externas a ti, entonces estás a merced de cada situación y de cada extraño que encuentras. Este tipo de felicidad siempre es escurridizo.

El Vedanta, una de las filosofías más antiguas del mundo, dice que la felicidad que se debe a una razón es sólo otra forma de desdicha porque esa razón nos puede ser arrebatada en cualquier momento. Ser feliz sin razón alguna es la felicidad que queremos sentir.

La felicidad es un estado de conciencia que ya existe dentro de nosotros, pero a menudo está completamente oculto por todo tipo de distracciones. De la misma manera que un bello amanecer puede quedar oculto tras las nubes, también nuestra felicidad interna está oculta tras nuestras preocupaciones cotidianas. El condicionamiento social y la consciencia restringida nos impiden vislumbrar este reino de los cielos oculto en las profundidades de nuestro corazón. Pero podemos aprender a elevarnos sobre las nubes del condicionamiento y redescubrir la fuente de alegría que hay en lo profundo de nosotros. Al descubrir esta alegría comienzan a suceder cosas maravillosas y milagrosas. La expresión de la felicidad trae consigo un sentimiento de conexión con la fuerza creativa del universo. Al tener esa conexión, sentimos que nada puede impedirnos lograr todo lo que deseamos.

Cuando nuestra vida es una expresión del estado interior de felicidad descubrimos una inmensa reserva de fuerza dentro de nosotros. Esta fuerza nos libera del miedo y las limitaciones, y nos permite hacer realidad toda la abundancia a la que aspiramos. Aún más significativamente, esta fuerza nutre todas nuestras relaciones y hace que sean auténticamente satisfactorias. Vemos que nos convertimos en faros de luz y amor, y nuestra misma presencia nutre el entorno que nos rodea. La gente se siente inclinada a apoyar nuestros deseos, e incluso la naturaleza responde a nuestras intenciones.

Cuanto más vivimos en el estado de felicidad, mas experimentamos el cumplimiento espontáneo del deseo en forma de sincronía y coincidencia significativa. En muchas tradiciones espirituales a esto se le llama el estado de gracia. Experimentar la gracia es encontrarnos en el sitio apropiado en el momento apropiado, tener el apoyo de las leyes de la naturaleza, o “buena suerte”. En el estado de gracia, nos parece que la mente universal o cósmica está escuchando secretamente nuestros pensamientos y satisfaciendo nuestras intenciones y deseos en cuanto los tenemos.

Deepak Chopra.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono

1 Comentario

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La mayoría de la gente dice: “Soy feliz porque . . . , porque tengo una familia y amigos, porque tengo un trabajo estupendo, porque tengo dinero y seguridad”. Todas estas razones para la felicidad son endebles; vienen y ……

  2. Me gustaria saber como ser feliz, como poder un dia decir que estoy contenta o reir de verdad cuando me hacen un chiste ¿como hago para?