El tiburón y los peces pequeños

0
681

Durante un experimento de investigación, un biólogo marino colocó un tiburón en un gran tanque de retención y luego lanzó varios peces pequeños adentro.

Como era de esperarse, el tiburón nadó rápidamente alrededor del tanque, atacó y se comió a los peces.

El biólogo luego insertó una pieza fuerte de fibra de vidrio transparente en el tanque, creando dos particiones separadas. Puso el tiburón a un lado y un nuevo grupo de peces en el otro.

El tiburón atacó rápidamente. Esta vez, sin embargo, se estrelló contra el divisor y rebotó. Sin inmutarse siguió repitiendo este comportamiento en vano. Mientras tanto, los peces nadaban ilesos en la segunda partición. Finalmente, aproximadamente una hora después del experimento, el tiburón se rindió.

Este experimento se repitió varias docenas de veces durante las siguientes semanas. Cada vez, el tiburón se volvió menos agresivo e intentó menos atacar a los peces, hasta que finalmente se cansó de golpear el divisor y simplemente dejó de atacar por completo.

El biólogo luego retiró el divisor, pero el depredador no atacó. Fue entrenado para creer que existía una barrera entre él y los otros peces, por lo que ahora nadaban donde quisieran, libres de daño.

Autor desconocido

Visto en: Huellas Divinas

Reflexión

A veces somos como el tiburón del relato, nos rendimos después de haber fracasado en varios intentos y muchas veces solo hace falta intentarlo un poco más, una vez más, para lograr lo que nos proponemos en los estudios, en el trabajo, en los negocios o en nuestra vida espiritual.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono