El Santo y el Pecador

0
1311

Sucedió una vez que un santo llamó a las puertas del Cielo, y a la vez, justo a su lado, llamó también un pecador. Y el santo conocía muy bien al pecador porque vivía en el mismo barrio, en la misma ciudad. Y había muerto el mismo día. Se abrieron las puertas y el portero, San Pedro, ni siquiera miró al santo, pero dio la bienvenida al pecador. El santo se ofendió. No se esperaba que un pecador fuese bienvenido.

Preguntó a San Pedro: “¿Qué pasa aquí? Me ofendes. Me insultas. ¿Por qué no me recibes bien, cuando al pecador se le ha recibido con tal bienvenida?”.

Y dijo San Pedro: “Esa es la razón. Tú lo esperabas. Él no. Él se siente agradecido por haber venido al Cielo, mientras que tú sientes que te lo has ganado. Él siente la gracia de Dios, sin embargo tú piensas que es a causa de tus esfuerzos por lo que lo has conseguido. Para ti es un logro, y todos los logros son del ego. Él es humilde. No puede creer que haya venido al cielo”.

Es posible que un pecador pueda llegar y que un santo yerre. Si el santo está demasiado lleno de su santidad, errará.

Osho.

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono

1 Comentario

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Sucedió una vez que un santo llamó a las puertas del Cielo, y la vez, justo a su lado, llamó también un pecador. Y el santo conocía muy bien al pecador porque vivía en el mismo barrio, en la misma ciudad. Y había muert……