Los Tratos son para cumplirlos

0
947

Después de medio siglo de armonía total en el matrimonio, él muere, y poco tiempo después, ella también. Ambos, creyentes y practicantes van al cielo. Allá en el cielo, ella busca al que fue su marido durante 50 años y corriendo hasta donde él se encuentra, lo abraza, lo besa, le hace infinidad de caricias y le dice:

¡Queridooooo! ¡Qué suerte encontrarnos nuevamente!. A lo que él responde:
No, no, no. No me vengas ahora con tonterías.
El trato fue:  ¡¡¡HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE!!!

Envíanos tus propias reflexiones, pensamientos o frases:

videntes buenas por telefono

1 Comentario